Home

acoso laboral

¿Cuántas veces nos hemos sentido acosados a través de nuestras vidas? Desde pequeño vivimos etapas en las que padecemos de este maltrato, que aún siendo adultos nos toca vivirlo en algún momento.

El Bullying consiste en un continuo maltrato que recibe un niño o adulto por parte de otros, de forma cruel, con el objetivo de someterlo, intimidarle o amenazarle. Existen diferentes tipos de bullying, como son: el físico que incluye toda acción corporal; el verbal que es en base a palabras; el psicológico que es una acción constante y repetitiva de menosprecio por una condición física o social para hacer sentir inferior al otro, y el gran auge que está tomando cada vez más fuerza en estos últimos tiempos, es el cyberbullying, la que se realiza a través de las redes sociales.

Expongo 3 etapas donde el bullying se manifiesta en el ser humano con mucha claridad:

  • La primera etapa del acoso o bullying comienza desde que el niño se está formando en el vientre de la madre. Es allí donde siente el rechazo por parte de los padres, escucha discusiones por la responsabilidad que ellos tendrán que asumir, el obstáculo en que se convertirá el niño si ambos tienen proyectos. El niño no sentirá el cariño y la felicidad de su tan esperada llegada.
  • La segunda etapa se presenta en la niñez, donde también algunos padres maltratan a los hijos diciéndoles que no van a ser nadie, que no van a salir con nada y que no van a poder lograr nada en la vida; estigmatizándolos, condicionándolos de manera tal, que el niño irá creciendo con esas ideas y se las creerá.
  • La tercera etapa ocurre en las escuelas, colegios, y es aquí donde se ve a cada momento con los que ya son adolescentes, donde muchos se ríen de otros, se burlan, los escupen, los aíslan, los tratan con indiferencias, los golpean, etc., creando un monstro abominable y dejándole el libre camino hacia la delincuencia, las drogas y en definitiva al suicidio.
    Y esas son de las razones por las que los padres, profesores, familiares y la sociedad deben poner mucha atención y trabajar para erradicar ese mal.

Recomiendo observar a sus hijos cuando no quieran ir más a la escuela o al colegio, o noten que haya un cambio de actitud evidente a la negación. Los niños y adolescentes toman decisiones, que sin la debida orientación, pueden traer consecuencias mayores para las familias y la sociedad.

Pero atención, no sólo en los hogares, escuelas y colegios, no sólo con niños y adolescentes, también ocurre este tipo de agresión y discriminación con adultos, siendo el lugar de trabajo el escenario protagónico para la ocurrencia de este acoso. El bullying laboral es la conducta abusiva de una persona hacia otra efectuadas en las empresas con el objetivo de que se sienta incómodo, avergonzado y agredido.

En toda empresa o institución, se da éste maltrato, y en muchas de las ocasiones, el empleado no tiene la osadía de denunciarlo, precisamente por el miedo y el terror que desde niño había experimentado, tal como se había descrito anteriormente. Y es que si se calla ante este hecho, seguirá manifestándose con más fuerza, y esto iría en detrimento de la empresa o institución y también de la salud mental del empleado.

La mayoría de las veces el bullying lo emplean los gerentes o directivos sobre sus empleados de línea, lo que dificulta que el agredido pueda denunciarlo a un superior. Además de que pueden existir ciertas amenazas de despido.

Cuando ocurre entre compañeros de trabajo del mismo nivel funcional, su propósito es subir de puesto o conseguir un mejor sueldo y no permitir que los demás lo hagan.
Quien maltrata es llamado bullies que son aquellas personas que propician el bullying, y generalmente lo hacen por sus propias inseguridades. Acostumbran a intimidar y humillar a sus objetivos con el fin de ganar o tener poder sobre ellos.

Estos tipos de personas reconocen y capitalizan el miedo para mantener el poder, se muestran seguros, confiados y superiores a todos los demás. Estos individuos buscan compañeros de trabajo o subordinados que parezcan pasivos y dóciles.

Comentarios despectivos, humillaciones públicas, abusos verbales, forman parte del bullying laboral.

Los líderes de las organizaciones pueden detectar y prevenir la discriminación en el ambiente laboral.
Y tú, ¿qué harás? Callarlo y sufrirlo o denunciarlo

Tú eliges…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s