Home

stress

¿Cuánto desearíamos no tener que trabajar sin estrés? ¿Cómo nos sentimos cuando no tenemos estrés? ¿Cuánto querríamos poder sobrellevar esta carga e ir relax a nuestro entorno laboral? o ¿Podemos vivir sin estrés? Son algunas de las preguntas que nos hacemos cuando estamos en momentos de tensión y presión en nuestro lugar de trabajo. Si no pensamos y hacemos un STOP a este mal, acabaremos no se sabe cómo, pero bien no será.

Para nadie es un secreto saber que sin estrés, la mayoría de nosotros no sería capaz de finalizar un proyecto, asumir nuevos retos personales y profesionales, de llegar al trabajo con puntualidad, etc. La meta es que todos aprendamos a conocer el estrés que tanto daño hace al ser humano por no saberlo manejar.

No hay clase social, ni edad, ni género que no le toque pasar este mal, es como si tuviéramos destinado a pasarlo sin elegir tenerlo o no. Y es que este estrés produce un agotamiento del sistema nervioso, con tendencia a cronificarse, que produce un desgaste que da origen a síntomas de tipo depresivo.

El estrés es una sensación de tensión física o emocional, que si persiste, puede provocar hasta daños neuronales. El estrés es el mayor desencadenante de enfermedades provocando el ausentismo laboral. El estrés puede provocar la muerte.

Les presento varios puntos que tienen que ver de manera directa o indirectamente en el aumento del estrés:

Ritmo de trabajo acelerado
La prisa con que se vive actualmente nos envía un mensaje bien claro, de que todo debe hacerse a la mayor prontitud posible. Ya queremos terminar un trabajo porque tenemos otro pendiente, o porque nos ocupa mucho tiempo, o porque no tenemos tiempo, o porque sencillamente queremos salir de eso, etc., a veces tenemos ocupaciones que nos impiden realizar otras, que por quedar bien y decir que si, pues lo tomamos, no somos muy asertivos en ese sentido, y eso nos genera estrés. Estos ejemplos nos muestra lo tan aprisa que queremos ir y nos olvidamos de vivir, de disfrutar, hora a hora, minuto a minuto, segundo a segundo. Detente y reacciona, eso es lo que te tiene estresado.

Situaciones en las calles
Muchas personas encuentran eventualidades en las calles que están fuera de su control y que elevan el nivel de estrés. Estos son: el tránsito, con la cantidad de vehículos que en cualquier lugar forman una paralización, impidiendo la llegada a tiempo a nuestro trabajo, nuestras casas o cualquier lugar; la inseguridad, que no sabes en cuáles momentos te pueden asaltar camino hacia tu trabajo, la falta de sentido común, las inconsciencia entre las personas, entre otras. Estas y otras vicisitudes son las generadoras del estrés, provocando enfermedades y baja productividad en el trabajo, en la casa y otros lugares.

La finanza
Este es uno de los temas que más genera estrés, y es la falta de dinero, puesto que la necesidad de la misma, llena de preocupaciones a personas que trabaja y a las que no. No tener dinero y tener que pagar servicios, adquirir algo de necesidad básica, aumenta de manera extrema el estrés que hay en nosotros.
La tecnología, la angustia, la espera, la ansiedad, el ocio, entre otros, son contribuyentes a elevar el nivel de estrés.

stress-

Algunas recomendaciones para manejar el estrés:

El estrés laboral se puede combatir de manera sencilla, y para manejar el estrés se requiere del apoyo social, integrándose a grupos sociales de amigos y familiares, vivir experiencias divertidas, placenteras, reír, escuchar música, tocar algún instrumento musical, ver alguna película, salir a pasear, realizar ejercicios de respiración, de relajación como calmante ante las situaciones de estrés, establecer límites entre la vida personal y laboral, no revisar el correo del trabajo desde casa, realizar ejercicios físicos, mantener una dieta saludable, tener al menos dos ataques de risas, mantener un clima agradable durante el almuerzo evitando preocupaciones, tomarse un tiempo para relajación mediante los juegos de mesas a los cuales se les atribuye la propiedad de relajar la mente.

El estrés laboral perjudica tanto al empleado como a las empresas, por lo que los directivos deben preocuparse por la salud emocional de su recurso humano. El estrés es imposible desaparecerlo, forma parte de nuestra vida y de nuestro día a día, pero si se puede aprender a manejarlo y lograr que éste no afecte de manera negativa nuestro estado emocional.

Para la Asociación Americana de Psicología, identificar qué situaciones son las que nos crean más estrés, es esencial para poder combatirlo. Una forma idónea de hacerlo es apuntar en la agenda nuestros pensamientos y reacciones ante las situaciones de cada día.

NADIE ESTA EXENTO DE ESTRÉS.

Anuncios

Un pensamiento en “¿Podemos vivir sin estrés?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s