Home

news-226199_640

Salir de la zona de confort a veces es muy difícil, sobre todo si ya tienes tiempo en ese estado en el que te encuentras ahora mismo. Es bueno que sepas que un trabajo puede ser rutinario y que lleves años haciendo lo mismo desde que te lo asignaron, pero ¿Qué pasa si de repente te asignan otro con otras funciones y en otro lugar? Lo más probable es que te enfurezca, no quieras movilizarte del lugar que tienes años trabajando ni tampoco quieras realizar otras funciones, y termines en discusión con tu supervisor inmediato.

Pero no solo eso, también puedes encontrar escenarios en donde tenías un equipo de trabajo y ya tienes otro, en fin, aparecerán un sinnúmero de situaciones que te incrementarán tu estado emocional estable a un rechazo prolongado. Todo esto nos lleva a pensar que existen muchas personas que son resistentes al cambio.

¿Por qué las personas se resisten al cambio? Defino la resistencia al cambio como la fuerza que pone una persona para pasar de un estado a otro. Existen episodios en tu vida en donde es necesario un cambio, como por ejm: un cambio de trabajo, de relaciones personales, en el hogar o en nuestro ambiente, etc., y es que cuesta dar el primer paso que debido a nuestra fuerza opositora impide el entendimiento a descubrir lo que aún no conoces, descubrir nuevos horizontes.

Pero, ¿Qué nos impide rebasar nuestras propias justificaciones en torno al cambio? El desconocimiento de lo que va a pasar, los fracasos, el miedo a arriesgarlo todo o a perderlo todo, perder seguridad, la falta de información acerca de lo que queremos emprender, en fin, existen un conjunto de situaciones que no permiten dar ese cambio, lo que podría ser el paso al éxito. En eso se basa la resistencia al cambio, en donde el ser humano por cualquiera de las razones descritas anteriormente, no se apasiona.

gears-683409_640

Una vez le dije a una amiga que emprendió un negocio , pero que aún trabaja, que estaba contento del paso que había dado, que a lo mejor le iría tan bien que terminaría dejando su trabajo y se dedicara a su negocio, me respondió diciendo que si yo estaba loco, que no dejará su trabajo en el que estaba seguro, y finalmente terminó dejando el negocio.

Así como ella, he encontrado muchas personas, no con la misma historia pero si con la misma forma de pensar y con el mismo final. Necesitas dar ese gran paso y vencerte a ti mismo. No dejes que la mente te controle. Las predisposiciones te hacen vivir lo que no ha llegado estableciendo un falso prejuicio.

Existen aspectos como la percepción, la personalidad, creencia, necesidades, el ambiente en la familia, etc., que pueden incidir de manera negativa o positiva en el que tú seas resistente al cambio o que lo veas como una oportunidad. Depende solo de ti cual opción tomar.

Frases como: será mejor esta persona, lo haré mejor la próxima vez, seré más eficiente, no es buen momento ahora, y si me va mal, veré como le va al otro, etc., son interrogantes que entran en conflictos en tu mente y juegan un rol muy determinante de si lo haces o no, si te lanzas o no.

Te recomiendo estos tips para combatir la resistencia al cambio.

  • Sigues adelante.
  • El primer obstáculo lo pone tu mente.
  • No te predispongas, no te bloquees.
  • Acoge la nueva asignación como un nuevo reto.
  • Saca lo positivo a todo.
  • Míralo como una experiencia más.

change-671371_640

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s