Home

businessman-607788_960_720

Desde joven comienzas a trabajar, con tu sueldo cubres muchas necesidades ya sean biológicas, obligaciones en el hogar, o para entretenimiento propio; sueños que  infinidades de veces has soñado, como por ejemplo: un celular, una cámara, un automóvil, una casa etc., pasa el tiempo y te das cuenta que el trabajo continua y que trabajar por trabajar no existe, debe haber una razón para hacerlo. Existen muchos tipos de trabajos, pero ¿Has pensado cuál es el trabajo de tu sueño? ¿Existe en realidad ese trabajo?

Déjame decirte algo, el trabajo de tu sueño sí existe y es aquel en el que no te cansaría de buscar la innovación, no te molestaría, no te aburriría, te muestra quien eres, es aquel lugar donde no tendrías trabas, puedes ser auténtico y autónomo, donde te veas crecer, es aquel trabajo que posiblemente diga  tu nombre y será por el que velarás día y noche. Es el trabajo donde tú seas el dueño.

Pero antes, necesitas transformar tu mente, remover tus ideales, desempolvar los proyectos que tenías guardados y comenzar a actuar en consecuencia. Una vez des el primer paso, las ideas irán fluyendo y tus pensamientos serán aún más positivos. ENFÓCATE EN LO QUE QUIERES LOGRAR Y CON EL TIEMPO VERÁS EL TRABAJO DE TU SUEÑO.

light-bulb-1002783_960_720

Si aún no tienes en carpeta o no has decidido cuál será el trabajo ideal, busca ayuda de un profesional de la Psicología Industrial y que te oriente, para que puedas tomar la decisión correcta y te ayude a desarrollar esa área que va con lo que deseas hacer o en lo que eres bueno.

Una vez comiences a andar con tu nuevo proyecto, habrá algunos cambios que tendrás que hacer, ya que tener un trabajo propio repercutirá en tu vida, tanto en lo personal como en lo emocional.

La autoestima juega un papel enormemente importante, ya que es necesario que te sientas a gusto, que realmente sea lo que quieres. Determinado esto, descubrirás nuevos horizontes y te abrirás camino en donde podrás explotar al máximo tu potencial, verás que te sentirás seguro de ti mismo.

No le digas a todos cual es el trabajo que quieres emprender, ya que por experiencia propia, no todos te darán un comentario positivo al respecto. Hay quienes han emprendido y no les ha ido bien, querrán desplazar esa idea tuya basándose en experiencias que hayan tenido. Te dirán que tú no puedes, intentaran desmotivarte. Mantente firme y sé determinado en lo que quieres. Tu convicción es lo que cuenta. ¡Aléjate de ellos!

Supérante a ti mismo. Toma en cuenta tu rendimiento, busca siempre vías que te ayuden a mejorar cada día, no te cierres a la idea de nuevos negocios, si no funcionó uno busca otro y desarróllalo, sigue aprendiendo (capacítate) y escucha las críticas constructivas de los demás.

Nuevo rumbo, nuevos proyectos, nuevas metas, nuevos propósitos.

¿Te atreves a emprender?

shops-1026415_960_720

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s